Home About Blog Contact

¿Qué se necesita para trabajar en localización de videojuegos?

Cuando los videojuegos son una de tus mayores aficiones, es normal que en algún momento te llegues a plantear si sería posible vivir de ellos de alguna forma. Según la persona, muchos tendrán claro desde el principio que querrán ser programadores, compositores, guionistas, diseñadores, testers, periodistas o un largo etcétecera.

Si otra de tus grandes aficiones son los idiomas, de cabeza querrás dedicarte a la localización de videojuegos, o bueno, puede que acabes llegando a esa conclusión a partir de otra. Después, muy probablemente, pienses que sería bonito conseguirlo, pero no puedas evitar pensar que es un camino difícil que puede que nunca puedas recorrer hasta el final.

Hay muchos factores que harán que tu sueño de llegar a trabajar en localización de videojuegos llegue o no a buen puerto, y es que no hay un único factor que te haga alcanzar tu objetivo, hay muchos y todos importan en una mayor o menor medida.

¿Qué carrera estudiar?

Cuando ya tienes claro que quieres dedicarte a la localización de videojuegos, lo primero de lo que querrás informarte es sobre la formación. Este es un tema que puede molestar a muchos, ya que están los totales defensores de estudiar la carrera de Traducción, mientras que otros afirman que, aunque es completamente indudable su importancia para un futuro más prometedor en la industria, alguien con dicha carrera no significa que será mejor que otro que no la haya estudiado, pues cada persona es un mundo. Y, desde luego, os aseguro que llegar a trabajar de esto se puede lograr sin dicha carrera. Yo mismo no hice la carrera de Traducción e Interpretación, y no es algo que me haya impedido dedicarme a esto de forma profesional.

Entre mis compañeros de trabajo he tenido a gente con la carrera de Traducción y otros que no la hicieron, y, por cosas de la vida, acabaron trabajando en esto. Os puedo asegurar que habiendo trabajado con ellos codo con codo durante meses, si no me lo dicen, habría sido totalmente incapaz de saber quién viene de la carrera y quién no.

¿Qué idioma hay que saber?

Es bien sabido que gran parte del mercado viene de Japón, pero solo una mínima parte de él se traduce desde el japonés al español. Lo más normal es que primero se traduzca del japonés al inglés, y desde este último se haga la traducción al resto de idiomas del que dispondrá el videojuego.

Por ello, el idioma más importante es el inglés, que es donde más trabajo tendrás, ya sea por lo que dije anteriormente o porque directamente el otro gran mercado del videojuego viene originalmente de este idioma.

Si sabéis japonés, es un plus, ya que yo mismo me he aprovechado de ello. Llevo estudiando dicho idioma muchos años, tanto en la Escuela Oficial de Idiomas de Málaga como por mi cuenta, y aunque no sería capaz de hacer una traducción JP>ES de suficiente calidad, sí que me puedo apoyar en ello a la hora de traducir del inglés. Más de una vez he podido resolver dudas gracias a la posibilidad de ver el original japonés.

Por ello, viene bien tener nociones de otros idiomas, sin ser necesariamente que sea japonés. Si estás en un proyecto en el que tienes acceso al resto de idiomas, te puede ser de gran ayuda consultarlos si en algún momento te quedas atascado en alguna parte.

¿Qué otras habilidades hay que tener?

Cuando al principio dije que son necesarios varios factores, no mentía. Que sepáis un perfecto inglés y que hayáis terminado la carrera de Traducción no os hace aptos, hace falta más.

Me he encontrado con traductores licenciados que fallan a la hora de hacer que un diálogo suene natural. Cuando se traduce, tienes que imaginarte la escena en tu cabeza (ya que muchas veces no podrás verla en el juego), tener bien claro quién habla y a quién le habla, en qué tono lo hace, qué comportamiento suele tener y, sobre todo, que escribas lo que escribas, sea algo acorde al mundo en el que se ambienta el título y que sea algo que en español suene normal, no forzado.

Usa esa ventaja que tiene el español, esa enorme variedad de expresiones que usamos. No porque en inglés escriban «unfortunately» tienes que poner siempre «desgraciadamente», o a «after all» siempre traducirlo como «después de todo». De hecho, estas expresiones nunca las uso y busco otras más habituales que suenen mejor, quizá también en parte debido a que, como revisor, he tenido que cambiarlas tantas veces para evitar la repetición constante que ahora les tengo un pelín de asco.

¿Hay que ser jugador para ser buen localizador?

Al igual que la carrera de traducción es algo importante, pero no imprescindible, ser jugador es algo que ayuda muchísimo en la labor de traducción, pero ni mucho menos es necesario para ser bueno en tu trabajo.

Una persona no habituada al mundo de los videojuegos que sepa hacer bien su trabajo puede documentarse lo suficiente para que el resultado final sea excepcional, y esto es algo que he visto con mis propios ojos. Pero saber sobre ellos es un extra muy importante, ya que entenderás aspectos de aquello en lo que trabajas de forma natural, sin usar parte de tu tiempo en documentarte al respecto.

También influye el tipo de juego que te toque traducir. Si tienes que traducir, por ejemplo, un RPG, te vas a encontrar con textos que te van a sonar como de otro mundo del que no conocías su existencia, pero si estás acostumbrado a ellos, la mitad del trabajo ya lo tendrás hecho.

¿Qué programas se usan?

Aquí probablemente pueda ayudar menos a despejar dudas, pero si vienes de la carrera, ya te lo contarán todo al detalle. Trados parece ser la herramienta más extendida, pero también es cara. Hay una amplia variedad de programas, pero para empezar creo que basta con OmegaT, que es totalmente gratuito y, sin ser la panacea, creo que incluye lo suficiente como para que pueda ser de gran ayuda a cualquier traductor que no esté muy dispuesto a rascarse el bolsillo. Eso sí, ten presente que, si trabajas por vuestra cuenta, puede que tu cliente te pida trabajar con un programa específico, algo que no me ha pasado, pero sé que ocurre por lo que me han contado.

Si encuentras trabajo en una empresa, ellos te facilitarán las herramientas, así que gasto cero en ese aspecto.

Recuerda que no solo traduces, estás localizando

No estás traduciendo el libro de instrucciones de una batidora, estás traduciendo diálogos (además de, claro está, menús y otras cosas). Con esto quiero decir que tenéis que darle naturalidad y ser capaces de adaptar la situación a cómo sería en nuestro idioma. No traducís palabras, sino ideas.

Habrá ocasiones en las que sea necesario casi olvidarse del texto original para poner algo en español que se pueda entender. Por ejemplo, quizá te veas en la situación de traducir un chiste que el idioma original es tremendamente divertido, pero puede que el público español no lo entienda porque hacen referencia a algo que ellos no comprenden. ¿Qué hacer entonces? ¿Traducirlo tal cual y a otra cosa? No, hay que adaptar, hacer que esa broma también sea graciosa en español cambiando lo que sea necesario para ello, sabiendo siempre perfectamente qué es lo que puedes cambiar y qué no deberías.

Parece que todo esto es muy lógico y cualquiera lo debería saber, pero te sorprendería ver la cantidad de traductores a los que se les da fatal esto. Muchos solo tienen experiencia en otros campos, pero no en el de la localización, y se nota muchísimo cuando se ven sus trabajos.

Practica todo lo que puedas

Si de verdad te gusta esto, no hace falta ni que lo diga, pero algo muy importante es la práctica. Traducir por amor al arte te ayudará a mejorar tanto con el inglés como con tu propio idioma, a saber expresarte cada vez mejor, a descubrir qué errores sueles cometer e ir eliminándolos. La perfección no existe, pero hay que intentar acercando todo lo que se pueda a ella.

Mis primeros pasos en traducción fueron en un fansub. Me dedicaba a usar mi tiempo libre para traducir anime al español totalmente gratis (Death Note, Tales of Symphonia…). Luego me creé un scanlation llamado Nihon no Fansub donde traduje mangas como Eyeshield 21 o Fairy Tail. Aquello me ayudó a mejorar, algo que parecía para muchos una pérdida de tiempo no lo fue, y aunque ya te digo que no es en absoluto lo mismo que trabajar de forma profesional, es un buen comienzo para quienes se quieran dedicar a esto.

Así que traduce, lo que sea, pero traduce. Anime, manga, videojuegos, películas…, o cualquier otra cosa que te guste, pero no dejes de practicar mientras te vas preparando. Todo, absolutamente todo, suma. Olvida lo que algunos dicen sobre lo mal que está traducir gratis por internet. Si con ello no estás beneficiando a alguien económicamente, adelante, siempre y cuando se trate de productos no disponibles en tu país.

Para acabar, lo más importante

Ten pasión por ello, sé constante y no dejes que te desanimen. No hay una única forma de llegar a trabajar en la localización de videojuegos, y quería haceros llegar mi forma de verlo según mi propia experiencia.

Nunca se sabe dónde acabaremos, pero debemos intentar que el camino conduzca al lugar que queremos. Sigue mejorando, sigue soñando con lo que te gusta hasta lograrlo, y luego sueña algo más grande que te motive a seguir.

Esto es todo, una opinión más de las tantas que se pueden encontrar por la red. Espero que os haya gustado, y de ser así, trataré de traeros más entradas relacionadas. Cualquier comentario o pregunta que me queráis hacer, os invito a ello.

Leave a Response