Monster Hunter Rise

Probablemente este sea, hasta el día de hoy, el proyecto más importante en el que he trabajado, ya no solo por pertenecer a una saga de tanto renombre con una legión de fans enorme por todo el mundo, sino también por las labores que he podido realizar y, que de hecho, sigo realizando con este título.

El trabajo de traducción de Monster Hunter Rise comenzó a finales de 2019, y la verdad es que fue toda una alegría saber que formaría parte del proyecto, además de una sorpresa porque creo recordar que, por aquel entonces, ni siquiera había aún rumores de la existencia de un nuevo juego de la saga Monster Hunter.

No voy a mentir, abruma un poco saber que te vas a hacer cargo de la traducción de un juego de tal importancia, pero también es cierto que es solo algo que sentí muy al principio, ya que pronto me centré en lograr el mejor resultado posible, no queriendo defraudar a quienes habían confiado en mí para ello.

No es un videojuego fácil de traducir debido a la enorme complejidad que siempre ha caracterizado a esta saga. De hecho, de las primeras cosas que hice al poco de comenzar el proyecto fue jugar a Monster Hunter World (el más reciente de la saga hasta la llegada de MH Rise) para tener más claro y fresco todo el material que me encontraría. De todas formas, y aunque no puedo entrar en detalles, debo decir que no soy primerizo en Monster Hunter, ni como usuario, ni como profesional.

Al poco de empezar ya me sentía bastante cómodo y confiado con ello, y eso incluso a pesar de no disponer de vídeos ni demasiado material sobre el juego en concreto, algo totalmente lógico debido a que se estaba desarrollando a la vez que se iba traduciendo, por lo que era imposible disponer de dicho material.

Aproximadamente unos tres meses desde el inicio, después de que Capcom revisase el primer lote de archivos ya traducidos, me envió un mensaje que me hizo esforzarme incluso más de lo que ya lo estaba haciendo, pues en dicho mensaje, Capcom alababa la calidad de la traducción realizada, la creatividad y la inexistencia de errores gramaticales, de glosario y consistencia.

Además de traducir el juego en sí, también me encargué del manual del juego, la página web, los ajustes necesarios para la demo e incluso los subtítulos del Direct en el que se dio a conocer por primera vez la existencia de Monster Hunter Rise. Por cierto, hablando del Direct, me gustaría contar una curiosidad: en él se presentó a los cordópteros, pero no con ese nombre, sino con el de cablebichos. Dicho cambio se produjo justo esa misma semana, en serio, pero demasiado apresurado como para cambiarlo en dicho Direct. El motivo del cambio fue que, cuando nos llegó la traducción de ese término, lo hizo aún sin referencias, sin saber qué eran exactamente. En esos casos se hace una traducción más literal hasta poder saber qué es, así que, de Wirebug, la traducción provisional fue simplemente cablebicho, y así fue como empezaron a llamarlos en todas las páginas web.

Cuando el juego ya estaba avanzado tanto en desarrollo como en traducción, pasó a testeo. También se me encomendó la tarea de supervisar los cambios que los chicos y chicas de testeo iban haciendo, así como el de resolver cualquier duda que pudiesen tener.

Como veis, el que al principio de esta entrada dijese que Monster Hunter Rise es el proyecto más importante en el que he estado hasta el momento, también se debe al hecho de haber estado presente en muchos más aspectos de su proceso de localización de lo que hasta ahora había estado en ningún otro proyecto.

Además, el trabajo aún no ha terminado. Como sabéis, hay una versión anunciada para PC, para la cual también trabajaré, así como para las actualizaciones que se vayan haciendo.

Espero que disfrutéis de Monster Hunter Rise y no encontréis demasiados errores en su localización al español. ¡Nos vemos en la próxima entrada!